20 Study Strategies for Finals Week

Adrian Vázquez

20 estrategias de estudio para la semana de exámenes finales

FLa semana de exámenes finales puede ser el momento más estresante para los estudiantes en los Estados Unidos, sin importar el año escolar. Ya seas estudiante de secundaria, universidad o posgrado, te respaldamos con 20 sólidas habilidades de estudio.

20 estrategias de estudio para la semana de exámenes finales

Prepárate para tus exámenes con estos consejos de estudio, que pueden ayudarte a conquistar tus exámenes finales.

  1. Crea tu propia guía de estudio.
  2. Si bien muchos profesores proporcionan una guía de estudio, crear la tuya propia puede ayudarte a comprender mejor el material. Describir la información importante que necesita aprender puede ser útil, tanto en la creación como para consultarla durante sus estudios.

  3. Hacer preguntas.
  4. ¡Tus maestros, profesores y asistentes técnicos están ahí para ayudarte! Hágales preguntas sobre el material y el examen para estar preparado cuando llegue el momento del examen. Para los estudiantes de programas de posgrado, consideren que este es su momento de convertirse en un experto en la materia.

  5. Asiste a la sesión de revisión.
  6. En persona o virtualmente, las sesiones de revisión ofrecen información vital que desea conocer, incluido el formato del examen, temas importantes y conceptos clave.

  7. Comenzar temprano.
  8. Conoce el calendario de tus exámenes finales. Si empiezas antes de lo previsto, nunca estarás estudiando la noche anterior a un examen. ¡Casi siempre obtendrás mejores resultados al hacerlo!

  9. Organizar una sesión de estudio en grupo.
  10. A veces puede resultar útil estudiar en grupos. Evalúe si estudiar con otros será beneficioso para la materia y para su proceso de aprendizaje.

  11. estudiar las cosas no en la guía de estudio.
  12. Las guías de estudio no siempre son completas: son sólo sugerencias de los conceptos principales que se deben aprender. Utilice su guía de estudio para el propósito previsto: una guía. Asegúrese de completar los espacios en blanco con información relacionada.

  13. Tomar descansos.
  14. No podrás memorizar ni comprender todo el material a la vez. El equilibrio es clave: asegúrese de recompensarse con tiempos de descanso para recargar energías y relajarse.

  15. Manténgase bien descansado.
  16. Hay mucho que decir sobre una buena noche de sueño. Asegúrese de descansar bien para poder concentrarse por completo durante los exámenes.

  17. Crea un horario de estudio y síguelo.
  18. Dividir el material en trozos que realmente puedas lograr puede resultar muy beneficioso. De esa manera, podrá realizar un seguimiento de lo que ha logrado en lugar de mirar el panorama general y sentirse abrumado.

  19. Prioriza tu tiempo de estudio.
  20. Algunos exámenes serán más difíciles que otros. Algunos te resultarán más fáciles. Algunos pueden valer más tu calificación que otros. Asegúrese de evaluar todos sus exámenes para considerar y determinar los factores involucrados para que pueda estudiar en consecuencia.

  21. Estudie el estilo del examen.
  22. Una técnica de estudio eficaz es practicar el examen tal como se entregará. Si es de opción múltiple, necesitarás conocer definiciones y conceptos. Para los exámenes de ensayo, concéntrese en comprender todos los conceptos presentados, teniendo en cuenta los ejemplos.

  23. Ponte a prueba.
  24. Si piensa y crea preguntas de examen reales, probablemente se familiarizará más con lo que necesita estudiar. Redacte posibles preguntas del examen y evalúese usted mismo para poder establecer expectativas sobre en qué debe concentrarse. ¡Piense en tarjetas didácticas! Utilice fichas para crear su propio juego de cartas flash. Pídele ayuda a tu compañero de cuarto o familiar.

  25. Reúnete con tu profesor o asistente técnico.
  26. A menudo, reunirse con un instructor puede brindarle consejos útiles sobre qué estudiar y formas de prepararse para el examen. Considere enviarle un correo electrónico para saber que la mejor manera de conectarse es para ellos.

  27. Reorganiza tus notas.
  28. Evalúe y reorganice sus notas en lo que es importante, describiendo conceptos, fórmulas, fechas y definiciones para que sean fáciles de entender.

  29. Ir a tu ritmo.
  30. Asegúrate de mantenerte concentrado y no agotarte. Una excelente manera de hacerlo es controlar el ritmo. El aprendizaje y la retención no funcionarán bien si estudias durante períodos prolongados. A largo plazo, es mejor estudiar en incrementos cortos. Tómate un descanso, reinicia y estudia un poco más para la semana del examen final.

  31. Enseñar a los compañeros de clase.
  32. ¡Aprender enseñando es un método que realmente funciona! Si trabaja con un compañero de estudio y se explican conceptos entre sí, volverá a aprender el material nuevamente. ¡Es una excelente manera de reforzar lo que has aprendido y ayudar a alguien mientras tanto! Planifique con anticipación para evitar realizar una sesión intensiva que dure toda la noche.

  33. Gira tu enfoque.
  34. Cambiar de materia es una forma útil de aprender todo para los exámenes y, al mismo tiempo, evitar el agotamiento en un tema. Asegúrate de cambiarlo antes ¡Tus ojos se ponen vidriosos! De esa manera, podrás seguir estudiando durante períodos de tiempo más largos mientras mantienes tu concentración.

  35. Codifícalo con colores.
  36. Cree un sistema que le permita codificar por colores el material que estará en el examen según lo que es más importante, menos importante, etc. Esto le ayudará a centrarse en la información más pertinente y priorizar el material.

  37. Visualizar.
  38. Si aprende visualmente, puede resultarle útil crear mapas mentales o diagramas para visualizar cómo se relacionan entre sí los conceptos que está aprendiendo. Esto es especialmente beneficioso cuando se aprenden conceptos que se basan en la comprensión mutua, como en los cursos de ciencias.

  39. Hazlo divertido.

Es más fácil concentrarse si adaptas las técnicas de estudio del examen final. Considere hacerse preguntas, crear acrónimos o recompensarse por un trabajo bien hecho.