Harmless Senior Pranks that Won't Get You in Trouble

Adrian Vázquez

Bromas inofensivas para personas mayores que no te meterán en problemas

miLa clase de último año quiere divertirse un poco. Después de cuatro largos años de madrugadas y sesiones de estudio, es comprensible que quieras intentar darle vida a las cosas en la escuela. Este deseo no supone un peligro inmediato, pero algunos estudiantes lo llevan demasiado lejos y hacen bromas que les impiden caminar en la graduación o, peor aún, terminan dañando la propiedad o a otras personas. Esto no significa, por supuesto, que no puedas gastar ninguna broma. Si tú y tus amigos están considerando hacer una broma a personas mayores, mira algunas de estas ideas divertidas e inofensivas que no te causarán problemas este año.

Ideas de bromas para personas mayores

1. Cubra una pared u otro elemento con notas adhesivas.

Alinea un montón de notas adhesivas de arriba a abajo: esta divertida broma deja una declaración a la vez que es inofensiva y relativamente fácil de limpiar. ¿No eres fanático de cubrir una pared? Considere otro elemento, como un escritorio, una silla o un automóvil.

2. Deletrea tu año de clase en el suelo.

Palillos de dientes, tenedores e incluso pepinillos. Hay tantos elementos divertidos que puedes usar para explicar tu año de clase. Prueba esta broma fuera de tu escuela o en la cafetería. ¡Es inofensivo y no hace daño a nadie, pero aún así es divertido y muestra orgullo por tu clase!

3. Poner las sillas boca abajo

La cafetería, el aula… ¡hay muchos lugares con muchas sillas en la escuela! Una broma fácil es darle la vuelta a las sillas. Se limpia fácilmente pero sigue siendo súper divertido y definitivamente lo notan los otros grados.

4. Utilice plástico de burbujas para cubrir los artículos

Otra idea clásica, pero divertida, es utilizar plástico de burbujas para cubrir varios elementos de tu escuela, como sillas, mesas, escritorios y computadoras. Será complicado quitar el plástico de burbujas para los demás estudiantes, pero no dejará ningún daño duradero.

5. Cuelga algo del techo

Aquí es donde realmente puedes ser creativo. Siempre que te mantengas alejado de objetos grandes o perturbadores, es probable que puedas colgar casi cualquier cosa que desees. Considere prendas de vestir como zapatos o camisas o alimentos como salchichas o manzanas. ¡Incluso podrías inventar un juego de palabras relacionado con la mascota de tu escuela! Mientras las personas mayores ayuden a limpiar, esta es una broma que probablemente no te meterá en problemas.

6. Llena los pasillos con tazas.

Además, tú y tus amigos podéis llenar los pasillos con tazas, globos o algún otro objeto divertido. Sin embargo, manténgase alejado de animales vivos y peligros de resbalones, como líquidos.

7. Imprima y difunda tarjetas de presentación

Si está buscando una broma para estudiantes de último año que deje una marca durante mucho tiempo, una opción es imprimir tarjetas de presentación que digan promoción de 2024 (o el año en que se gradúe) y distribuirlas por toda la escuela. Si haces un buen trabajo ocultándolos, es posible que los estudiantes los encuentren en los años (o décadas) venideros.

8. Planificar un evento

Si desea una opción que permita más libertad y creatividad, puede ser una buena idea planificar un evento durante un día escolar. Su clase podría planificar un karaoke durante el almuerzo, un flash mob, una fiesta de pijamas en el recinto escolar o contratar un servicio como un camión de comida o un payaso. Esta no solo es una broma memorable, sino que también es divertida para todas las personas mayores y les brinda tiempo para socializar con sus amigos. Asegúrate de tener en cuenta las reglas de tu escuela al planificar un evento como este; no todas las escuelas lo aceptan por igual. Sin embargo, si un evento no es demasiado perturbador y se puede limpiar fácilmente, generalmente es una opción segura. Si tienes dudas sobre si una broma es aceptable y apropiada, hazte algunas de estas preguntas.

1.) ¿Mi broma causará daños permanentes a la propiedad? Si es así, considere una broma que se limpie más fácilmente. El vandalismo no es sólo una broma: también es un delito.

2.) ¿Mi broma dañará a alguien? Pase lo que pase, ¡nunca hagas una broma que pueda dañar a alguien más! Lo último que desea es ser responsable de que alguien se lastime o enferme.

3.) ¿Mi broma es muy perjudicial? Una pequeña distracción puede estar bien, pero grandes interrupciones podrían causarle problemas. Siempre es mejor pecar de cauteloso. Si aún no estás seguro, considera hablar con un maestro o miembro de la administración para que te oriente. Muchos administradores serán tolerantes con las bromas si se les da permiso primero. Entonces, sal, haz bromas y, sobre todo, ¡mantente a salvo!